Sobre amor y otros vicios

Prefacio

Siempre pensé que el destino se llevaba el premio Nobel al mejor escritor de historias insospechadas. Antes cualquier situación , me daba cuenta que por algo pasaba todo; que poco a poco todo encajaba cual rompecabezas y cobraba sentido muchos sucesos vividos.

Desde niña amé mucho y con bastante facilidad. Me tomaba minutos conocer a alguien y llegar a quererlo. No me refiero a solamente al tipo de amor eros, sino de manera general. Y como amaba mucho, sufría mucho.

Quiero contarte un poco de estas experiencias y lecciones aprendidas en estos capítulos semanales. Pero te lo resumo así: Se puede tener un corazón fuerte sin perder la sensibilidad para amar de verdad.

Anuncios